Notas dispersas

Problemas escolares y organización de la cultura

Algunos principios de la pedagogía moderna. Hay que investigar el origen histórico preciso de algunos principios de la pedagogía moderna: la escuela activa, es decir, la colaboración amistosa entre maestro y alumno; la escuela al aire libre; la necesidad de dejar libre el desarrollo de las facultades espontáneas del alumno bajo el atento pero no manifiesto control del maestro. Suiza ha dado una gran contribución a la pedagogía moderna (Pestalozzi [1746-1827, influido por Bosedow y Rousseau, creó nuevas instituciones pedagógicas donde ponía en práctica la nueva corriente pedagógica llamada escuela activa], etc.), por la tradición ginebrina de Rousseau [Jean-Jacques, 1712-1778, escritor y filósofo suizo, en Francia redactó El Contrato Social, y la novela pedagógica Emilio, la cual fue condenada por el Parlamento parisino y debió huir]; en realidad, esta pedagogía es una forma confusa de filosofía conexa a una serie de reglas empíricas. No se ha tenido en cuenta que las ideas de Rousseau son una violenta reacción contra la escuela y los métodos pedagógicos de los jesuitas y en cuanto tales representan un progreso, pero posteriormente se ha formado una especie de iglesia que paralizó los estudios pedagógicos y dio lugar a curiosas involuciones (en las doctrinas de Gentile * y de Lombardo-Radice). La "espontaneidad" es una de estas involuciones: se piensa que en el niño el cerebro es como un ovillo que el maestro tiene que ayudar a deshacer. En realidad, cada generación educa a la nueva generación, es decir, que la forma y la educación son una lucha contra los instintos ligados a las funciones biológicas elementales, una lucha contra la naturaleza para dominarla y crear al hombre "actual" en su época. No se tiene en cuenta que el niño, desde que comienza a "ver y tocar", tal vez pocos días después de su nacimiento, acumula sensaciones e imágenes que se multiplican y se hacen complejas con el aprendizaje del lenguaje. La "espontaneidad", si se la analiza, se hace cada vez más problemática. Además, la "escuela", la actividad educativa directa, es sólo una fracción de la vida del alumno, que entra en contacto ya con la sociedad humana, ya con la societas rerum [sociedad de las cosas], y se forma criterios a partir de estas fuentes "extraescolares" que son mucho más importantes de lo que comúnmente se cree. La escuela única, intelectual y manual, tiene también la ventaja de que pone al niño en contacto al mismo tiempo con la historia humana y con la historia de las "cosas" bajo el control del maestro.

** Giovanni Gentile, 1875-1944, pensador fascista, ministro de Educación (1922-24), dirigió la Enciclopedia italiana, de sus obras se destacan Teoría general del espíritu (1916) y La filosofía del arte (1931). Ajusticiado por los partisanos en 1944.

www.gramsci.org.ar